Inicio#COLUMNASCOWEB Todos Juntos

[#ColumnaCoWeb] Todos Juntos [Nicolás Salinas]


Nicolás Salinas Sepúlveda 

Director Área de Participación y Comunicaciones
Creo Antofagasta

 


Cada cierto tiempo, nos estremecen imágenes de barcos abarrotados de personas que apenas logran mantener el equilibrio para no perderse en el mar. Hombres, mujeres, niños, guaguas con la vista fija en un horizonte lejano que parece ser su única esperanza, lo único que los mantiene en pie.

Ante esas escenas, nos cuestionamos sobre nuestra calidad como seres humanos, la solidaridad, la empatía. Pero ¿Cuáles son las reacciones ante los migrantes que llegan a nuestras latitudes? Muchas veces más ingratas de lo que quisiéramos. El proceso de adaptarnos a estos nuevos chilenos no ha sido fácil y ha traído consecuencias complejas, por decir lo menos.

Sin embargo, poco a poco, comenzamos a recibir señales de este nuevo Chile que construimos a diario con el aporte de quienes vienen de otras latitudes. Comerciales en la tele, los discursos públicos… hasta la cobertura del Festival de Viña que reunió a migrantes y artistas de todo Latinoamérica para homenajear a quienes viven “lejos del amor”, con la siempre majestuosa interpretación de Illapu.

Y esto, sin duda, habla muy bien de nuestro país. Aceptamos el desafío de profundizar el análisis crítico de lo que significa cultura, diversidad cultural y etnicidad implícitas en enfoques multi e inter culturales. Decidimos hacernos parte de un proceso dinámico de naturaleza social en el que los participantes son positivamente impulsados a ser conscientes de su interdependencia.

Con ello, logramos por fin darnos cuenta que este fenómeno de migrar no es algo que solo ocurra en nuestro territorio, sino que es casi parte de la condición humana. No es casualidad que existan cientos de tesis y estudios al respecto.

Lo cierto, es que la clave radica en que “aceptar” no es sinónimo de homogeneizar y que la armonización de las relaciones entre diversos colectivos no significa imponer posturas y saberes.

Muy por el contrario, la interculturalidad requiere una mirada multidimensional que permita una construcción social sólida y sustentable a través de un nuevo paradigma, en el que el discurso de la tolerancia, respeto y diálogo entre culturas, resulta la base para trabajar en proyectos de desarrollo comunitario que nos permitan una mejor calidad de vida a todos quienes habitamos este territorio.

También puedes ver