Creado por

Apoyado por

Inicio#COLUMNASCOWEBGobierno con mentalidad emprendedora
spot_img

AGENDA COWEB

Gobierno con mentalidad emprendedora

Por José Luis González Varas.
Coordinador de Asuntos Corporativos de Dos Barbas.

El contexto político internacional, la incertidumbre en los mercados hegemónicos, la inestabilidad económica nacional, sumado a una nueva administración en el ejecutivo – que aún está encajando sus piezas – en una desacelerada pero aún presente crisis sanitaria y otra humanitaria, hacen que la incertidumbre sea alta y las necesidades sean cada vez mayores. Por lo que las expectativas, están siendo demandadas en iguales condiciones.

La contracción económica nacional producto de la pandemia, trajo consigo la generación de medidas asistencialistas y de subsistencia para la gran cantidad de personas que vieron mermados o definitivamente minados sus ingresos económicos estables, pasando de ofrecer servicios o vender productos a recibir cajas de alimentos o bonos familiares de emergencia, pues ingresaron al segmento considerado como vulnerable o de riesgo.

Es en este contexto, se fraguan las capacidades más sorprendentes de resiliencia, ingenio y supervivencia en la mente humana, para olfatear en la necesidad una oportunidad y donde a partir de una idea innovadora, se saca adelante un proyecto en el que se cree apasionadamente y se busca la manera de materializarlo, asumiendo los riesgos y consecuencias que este implica. Es decir, emprender.

La realidad social y económica actual en la región aún es de convalecencia, por lo que el tratamiento y el recetario magistral que deberán implementar las actuales autoridades debe ser – además de inmediato – medido y evaluado con pulcritud, atacando un «pool» de enfermedades crónicas contraídas a nivel país, estabilizando una serie de indicadores claves para el correcto restablecimiento de comercios y servicios, con apertura a la innovación, el desarrollo tecnológico y la generación de más y mayores oportunidades.

Así las cosas, si pensamos que este complejo escenario representa una oportunidad, ¿qué deberían hacer las autoridades de turno pensando como un emprendedor? Es una respuesta compleja de abordar, considerando la multiplicidad y disparidad de aristas por resolver.

Sin embargo, el decálogo autodidacta del emprendimiento ha entregado luces a todas y todos quienes han tenido la audacia de transitar y traspasar las fronteras del llamado valle de la muerte, desarrollando propuestas de valor y con un alto impacto social. En esta lógica, las posibilidades asertivas que tiene el actual gobierno serán grandes si piensa con una mentalidad emprendedora, viendo oportunidades donde hay necesidades.

A diferencia de un emprendedor solitario, la compleja maquinaria de gobierno es un pilar robusto, con espalda financiera y apalancamiento, que posee instrumentos destinados a promover el emprendimiento y la innovación, desde el comercio de subsistencia, apoyado por el Fondo de Solidaridad e Inversión Social (Fosis), el respaldo ofrecido por el Servicio de Cooperación Técnica (Sercotec), dedicado a apoyar a las micro y pequeñas empresas del país, hasta los financiamientos de mayor envergadura entregados por la Corporación de Fomento a la Producción (Corfo), organismo de ámbito multisectorial, encargado del fomento de la producción nacional y promotora del crecimiento económico regional.

Estas instituciones, administradas por el gobierno regional, que son el útero y el crisol de una considerable cartera de proyectos de innovación y aportan considerablemente al desarrollo socioeconómico local, deben ser utilizados y explotados por el sector, para generar así propuestas que contribuyan a la solución de la enfermedad provocada por la crisis y el contexto político internacional, facilitando los procesos de postulación y favoreciendo la proliferación de emprendimientos de alto impacto.

La disponibilidad de la oferta programática pública es un camino ancho y asfaltado – aunque no exento de baches, desvíos y curvas peligrosas – para la materialización de iniciativas de diverso índole y necesidad de recursos, que favorecen el ecosistema integral de nuestra sociedad, donde todos esperamos volver a interactuar, sin mascarillas, y con la esperanza de volver a desafiarnos como una región pujante, emprendedora y exitosa.

 

 

 

Siguenos

Últimas publicaciones