Inicio#COLUMNASCOWEBMES PARA CELEBRAR Y REFLEXIONAR

MES PARA CELEBRAR Y REFLEXIONAR

Pamela Astete Chacón · Directora Regional del SernamEG

El pasado 2 de marzo inauguramos el Centro de Atención y Reparación Integral Eloísa Zurita Arriagada dirigido a mujeres de la región de Antofagasta, a fin de avanzar en la protección y atención de quienes viven violencia de carácter grave, sea esta física o sexual, proyecto que se condice a su vez con los contenidos de la Agenda de las Mujeres del Presidente de la República, Sebastián Piñera Echenique.

Aquello reviste un hito importante para la región y que se suma a hitos en tan variados ámbitos de la vida pública alcanzados en los últimos años, como la participación de las mujeres en puestos de alta responsabilidad en el Congreso y los municipios de la región, con nuevas empresas que cuentan con la certificación de la norma NCh3262 que regula la responsabilidad laboral, familiar y personal; no obstante el panorama actual nos revela el desafío de recuperar los índices de empleabilidad femenina que había en la región antes de la irrupción de la pandemia.

Temas que nos alegran y nos motivan a seguir trabajado con más energía en este mes tan emblemático para las mujeres en Chile y el mundo, teniendo como eje central el Día Internacional de las Mujeres, conmemoración que se remonta a hechos trágicos ocurrido en Estados Unidos hace 113 años y que reviste una ocasión especial para alegrarnos por los avances alcanzados desde esa época.

Porque por cierto que la situación de las mujeres en Chile no es la misma de hace más de cien años. Hoy la conciencia colectiva está más viva que nunca en cuanto hacer valer nuestros derechos y de eso puede dar cuenta la vida cotidiana de una joven, por ejemplo, que ya no es expulsada de un colegio por el hecho de estar embarazada y la constatación fidedigna que cada vez es más difícil encontrar a alguien que seriamente valide la violencia ejercida hacia nosotras.

Claro que esta apreciación no es generalizada, y por eso nuestra misión como Servicio, en consonancia con los objetivos de la Delegación Regional Presidencial y otras entidades aliadas, es determinante para proseguir la senda que nos conduzca hacia la noble aspiración de la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres.

En este 8 de marzo vaya un saludo fraternal a todas las mujeres de la región, por un año más de avances, pese a los vientos en contra que hemos recibido producto del confinamiento sanitario, por los temas ya instalados en el acontecer nacional y las emergentes necesidades que vislumbramos en el horizonte vinculados con el factor migración tan gravitante en esta zona o la atención especial que merecen las mujeres de diversa orientación sexual.

 

También puedes ver