Inicio#INFOCOWEBCANNABIS: USOS CIENTÍFICOS CONTRA EL COVID-19

CANNABIS: USOS CIENTÍFICOS CONTRA EL COVID-19

#REPORTAJESCOWEB La enfermedad de moda, Coronavirus, es el tema de conversación para muchos, ya que actualmente su rapidez de propagación pone en peligro la vida de más de cinco millones de personas alrededor del mundo.  En razón de este panorama, desde el inicio de la pandemia, científicos y autoridades están buscando diferentes alternativas para hacer frente a este virus.

Además de intentar concientizar a las personas para que creen hábitos de cuidado e higiene personal, de distanciamiento social para reducir las posibilidades de contagio y, por supuesto, los llamados inagotables para la vacunación se suman a los esfuerzos que se están llevando a cabo en distintas partes del mundo.

Así es como la investigación de la Universidad Estatal de Oregón, Estados Unidos, comprobó que dos componentes del cáñamo pueden impedir la infección en las células humanas por parte de este virus. 

Según Men’sHealth.com, científicos descubrieron que el ácido cannabigerólico CCBGA y el ácido cannabidiólico CBDA, bloquean de manera preventiva las infecciones con la misma vía que se emplea tanto en las vacunas como en las terapias con anticuerpos para el Covid-19. 

Esos ácidos abundan en el cáñamo y en sus extractos “no son sustancias controladas como el THC, el ingrediente psicoactivo de la marihuana, y tienen un perfil seguro para los humanos», explicó en la presentación de los resultados, según Men’sHealth.com, Richard van Breemen, autor principal del estudio. «Tienen el potencial de prevenir y tratar la infección», reafirmó. 

Según la investigación – que además fue publicada en la revista científica Journal of Natural Products -, se ha comprobado la efectividad de la cannabis en varias versiones del coronavirus, que incluyen las recientes cepas Delta y Omicrón .

¿QUÉ ES LA CANNABIS?

De un tiempo a esta parte, en Chile hablar de la Cannabis, más conocida como Marihuana, no es un tema tan tabú como hace 2 o 3 décadas. Incluso, hay una legislación que permite el cultivo para uso personal de la planta. Pero eso es hierba de otro costal.

Según Medlineplus, se trata de una planta que puede llegar a medir unos seis metros de altura en las condiciones más favorables; es un vegetal dioico, es decir, que tiene plantas macho y hembra que crecen por separado.

En ambientes húmedos segrega una gran cantidad de resina que las hace pegajosas al tacto, por lo que se dice que puede ser un mecanismo de defensa frente a la humedad ambiental.

Por otro lado, la página menciona que el sexo de la planta se diferencia por el examen de las flores. Las masculinas pueden apreciarse a simple vista y se agrupan en racimos; a su vez, las femeninas son casi invisibles y se agrupan en espigas.

Por último, Medlineplus, confirma que el uso de la Cannabis en la medicina no es una novedad. Incontadas son las investigaciones realizadas y publicadas que revelan las bondades que ofrece la hierba en el tratamiento de personas con cáncer, por ejemplo, o personas que sufren de dolores musculares o fibromialgia.

(A propósito de fibromialgia, esta noticia te puede interesar: PRUEBAN PROYECTOS QUE CREAN LEY DE FIBROMIALGIA Y ENDOMETRIOSIS)

EXPERIMENTOS EN CÉLULAS HUMANAS Y RATONES

Según destaca elmundo.es, algunos experimentos preclínicos en células humanas y ratones, de un estudio publicado en la revista Science Advances, liderado por investigadores de la Universidad de Chicago, sugieren que el cannabidiol (un compuesto activo primario en el cáñamo y marihuana) puede prevenir la replicación del SARS-CoV-2  solo al principio del curso de la infección, poco después de que el virus haya entrado en las células.

Un análisis correlativo de 1.212 pacientes que tenían un historial de consumo de cannabidiol (CBD) para tratar las convulsiones, mostró una tasa sustancialmente menor de infección por SARS-CoV-2 en comparación con los grupos de control emparejados.

Los científicos experimentaron con células humanas de cáncer de pulmón, dos horas antes de la infección del virus. Tras 48 horas, el equipo observó la disminución de la replicación viral, sin efectos tóxicos. Por esto, repitieron estos experimentos con otros dos tipos de células humanas y tres variantes del virus (alfa, beta y gamma), todos con resultados comparables.

Inyectaron un poco de cannabidol (CBD) a ratones, por dos días en dos dosis diferentes durante una semana antes de la infección con SARS-CoV-2 y continuaron durante cuatro días después de la misma. Tanto en la dosis más baja como en la más alta, el CBD reduce la carga viral y ninguno de los ratones perdió peso ni mostró signos de enfermedad clínica.

«Estos resultados establecen la eficacia preclínica -tejidos y modelos animal- del CBD como fármaco antiviral para el SARS-CoV-2 durante las primeras fases de la infección», concluyen según elmundo.es, los autores del trabajo

FUMAR CANNABIS NO CUMPLE EL EFECTO ANTIVIRAL 

No es un mito que la cannabis sea mal vista por muchas personas debido a sus efectos secundarios o las representaciones de fumadores en la televisión. En este caso, los investigadores señalan que no debe confundirse este descubrimiento y hay que evitar el argumento de que fumar marihuana ayuda contra la covid-19.

Según lo mencionado por el científico Richard van Breemen, el beneficio para prevenir la infección viral de las células debe provenir de los ácidos cannabinoides, que son sensibles al calor y no deben ser fumados, o los convertiría en CBD, así que eso no funcionaría para el efecto antiviral.

«No sustituirá a la vacuna, pero para los subgrupos de población en los que la vacuna pueda no funcionar – por ejemplo, pacientes de cáncer – es extremadamente prometedor», indicó el científico.

CHILE

Por otra parte, en Chile la evidencia del potencial medicinal, social y ecológico atribuido al uso de la Cannabis sativa es contundente. Sin embargo, la legislación chilena como la de muchos otros países, no ha progresado en ella. 

Un ejemplo del uso científico de la Cannabis dentro del país, es la Fundación Ciencias para la Cannabis (FCPLC), la cual nace desde la necesidad de contar con herramientas técnicas científico-culturales de alta rigurosidad para aclarar aspectos biopsicosociales del uso de drogas. Esto, ha permitido actualmente, evidenciar múltiples beneficios asociados al Cannabis dentro de los trastornos neurológicos. 

Uno de los doctores pertenecientes a FCPLC, Fernando Sepúlveda, comentó en su página web que es y la importancia que posee el Sistema Endocannabinoide -un grupo de receptores cannabinoides endógenos localizados en el cerebro- en el organismo . “Es un sistema de comunicación celular (eCB), el cual es fundamental para la realización de la homeostasis (equilibrio) del cuerpo”.

A juicio de Sepúlveda, el sistema eCB posee muchos receptores,  los que reaccionan con el cannabis, afectando (inhibiendo o estimulando) la comunicación neuronal.

Además, enfatizó que trastornos como el epilepsia, alzheimer, fibromialgia y ansiedad y/o estrés, pueden verse disminuidos al consumir cannabis de forma medicinal, siempre y cuando sea regularizado con un profesional. 

Es por esto que Sepúlveda aclaró ciertas diferencias que hay en el consumo de cannabis para fines medicinales. “En primera instancia, hay la diferencia entre el tipo de cannabis, ya que básicamente se dividen en dos: sativa e índica, de las cuales se subdividen una gran cantidad de razas. También, la forma en la que se consume, vía oral (a través de alimentos, cómo leche o galletas), vía inhalada (fumada o vaporizada), o vía tópica (por medio de cremas o aceites)”.

Por otra parte, la Fundación Daya llega a cada rincón del país a través de sus proyectos de investigación del cannabis medicinal, atención y asesoría a pacientes. 

Es así, como en 2016 por primera vez en Antofagasta la Fundación Daya en conjunto con la Municipalidad de Antofagasta en manos de Karen Rojo, lanzaron el proyecto “Uso compasivo de aceite de Cannabis como tratamiento del dolor en pacientes oncológicos”.

La iniciativa benefició a 200 pacientes que padecen patologías como cáncer, epilepsia refractaria, artrosis y otras enfermedades que generen dolor crónico. 

Referente a esta iniciativa y el uso del cannabis para estos fines terapéuticos, la directora de la fundación, Ana María Gazmuri mencionó que, “los beneficios reportados por millones de pacientes en todo el mundo y el creciente avance de las regulaciones de cada vez más países, gatillan exponencialmente las investigaciones científicas y la implementación de mallas curriculares en universidades para formar médicos en el tema”. 

Miles de personas consumen Cannabis para mejorar su diario vivir, ya no es un tema tabú. El uso medicinal de la planta ha llegado para quedarse, abriendo nuevos caminos dentro de la medicina tradicional, formando una medicina social y humanizada al servicio de las personas con el fin de crear autonomía y soberanía en la gestión de salud y bienestar propio. 

Eso sí, dichos tratamientos deben estar siempre regularizados por un profesional, donde se debe ir probando con distintas razas y variando cantidades, para así lograr los resultados deseados.

También puedes ver